The City Harmonic – I Have A Dream (It Feels Like Home)

Por Marco Antonio Mena - publicado el
Canal: Reseñas Anglo

The City Harmonic - I Have A Dream (It Feels Like Home)Luego una interesante introducción o preview de lo que vendría a futuro a través de un EP, la banda canadiense The City Harmonic (lo que les valió ganarse un Covenant Award y ser reconocidos por iTunes y Billboard) ahora dan a conocer su primer disco de larga duración, el que llena todas las expectativas que generó Introducing The City Harmonic en 2010.

El EP contenía 6 canciones, todas ellas originales, retratando un mensaje doctrinal cargado de pasión y visión ministerial, con un sólido esquema de alabanza y adoración. Musicalmente, ¡sorprendente!, y todo lo anterior es algo que se reafirma en I Have A Dream (It Feels Like Home), lanzado al mercado en el mes de octubre de 2011.

“Yours” abre al álbum e inmediatamente resalta el sonido con influencia U2 y ColdPlay, aunque la banda sabe agregarle el condimento adecuado para alejarse de esa similitud, dando vida a un sonido propio y con personalidad (fusión que los críticos han denominado como Brit-Pop Nostálgico). Elias Dummer llena todo los rincones con su voz gastada pero maravillosa, cuya potencia y calidez hacen de cada canción una experiencia especial. Esta composición despliega todo el carisma de la banda a través de una temática de rendición y de reconocimiento de nuestra naturaleza pecaminosa… una lírica humilde y honrada, que no busca esconder lo que uno es ante los ojos de Dios. “Spark” abre suavemente para sucumbir ante una vida rendida ante Dios, cerrando con una predicación edificante de Martin Luther King.

Tras la anterior transición llega la poderosa “Mountaintop”; una apertura con beats de batería agresiva, que en cierta forma complementa el mensaje anterior y que se convierte en un himno que debiera empezar a transitar por muchas iglesias en el mundo. La temática de nuestra naturaleza pecaminosa que nos aparta de Dios se retrata en “Fell Apart”, pero prosigue con “Be Still, O My Soul”, que levanta la voz para exhortarnos en la necesidad de buscar sanidad y liberación.

Ahora la banda nos invita y desafía a vivir estilos de vida apartados de esa naturaleza, como lo expresa en “Wake Me Up”, a gozarse en la gloria de Dios. La canción que da nombre al disco, “I Have A Dream (It Feels Like Home)”, va en igual sentido, pero extendiéndose a lo eterno y celestial. Un dócil piano acompaña, casi en su totalidad, a “Le Reve”, casi en su totalidad instrumental y que transforma en un intro para “Love”, la que da referencias del amor del Dios.

La suavidad se extiende con “Holy (Wedding Day)”, que es la canción más potente y sólida del disco, una pieza doctrinal en todo sentido; es la historia del Hijo de Dios que lo describe como “colgado en la cruz por nuestros pecados”, y luego lo representa como la novia que baja a buscar a su iglesia…… realmente, una inspiradora canción que cautiva el corazón y conmueve por lo que ella expresa… redención. “Benediction” es la última canción de este disco, un cierre que nos anima a vivir el diario y vivir junto a Jesús. Se adhiere un plus con “Manifesto”, la única canción que se extrae de un anterior EP, una pista dinámica y llena de energía, con un acento en el rock que captura los sentidos en medio de una lírica simple pero sorprendente, con palabras que declaran “¡creemos en el único Dios verdadero. Creemos en el Padre, el Espíritu y el Hijo!”…. a lo que agrega un coro que grita “Amen”, adhiriendo el Padre Nuestro al finalizar… fantástica, realmente, una canción única y que se convierte en un hito en el género de la avanza actual.

Indiscutiblemente, The City Harmonic es un redescubrir de la alabanza y adoración actual, quienes se atrevieron a darle un nuevo aire al género, y lo hacen muy bien. A tal punto llega su calidad y compromiso con su visión, que este disco no recurre a ninguna de las canciones de su EP debut, y ello ya es algo a destacar. Es por ello y por todo lo descrito anteriormente, que esta banda canadiense se vislumbra como uno de los grandes hitos de 2011, sin temor a equivocarse. Su intensa propuesta musical, profundidad lírica, que añade componentes doctrinales formidables, y la honestidad de muchas expresiones, hacen que el recorrido por este nuevo disco sea consistente, sólido, sorprendente y emocionante.

Una nueva oportunidad en el recambio de la adoración se presagia a través de The Ciry Harmonic… una alternativa a considerar en congregaciones, ya que muchas de estas canciones son seguros himnos a sumar a nuestras reuniones de alabanza y adoración. Recurriendo a la mítica frase de Martin Luther King, “I have a dream”, este disco muestra a cuatro jóvenes dispuestos a innovar sin alejarse un solo centímetro de su fe y doctrina cristiana.

Tags: ,

Marco Antonio Mena

Su pasión por la música sólo es igualada por su afición por los videos musicales. Incansable escudriñador de nuevos discos y estilos, tiende a gravitar hacia el R&B y Pop, aunque el Rock tampoco está ausente de su dieta.

Comenta esta nota

NORMAS DE PUBLICACIÓN

Antes de enviar tu comentario sobre alguna de las notas ingresadas por nuestros autores, te recomendamos que sigas estas normas:

  • No escribas todo en mayúsculas. Si lo haces, no será publicado.

  • Comentarios fuera del tema serán eliminados.

Comentarios Recientes

  • ismael garcia
    Vértice Band
    Vértice son una gran bendición en mi vida

  • Cl@udia Isveth
    Vértice Band
    Alabanza sublime, lo escucho en Vertice

  • Saul Gomez
    Vértice Band
    Bendiciones Vertice Sigan en la obra :D!